David Lozano se enfrenta a su peor enemigo en La Voz.

David Lozano tiene 20 años y viene de Barcelona. Para él, estar en el programa es aún más un duro reto, puesto que sufre de pánico escénico. “Realmente me aterra ponerme enfrente de una persona o un grupo de personas y que ellos me puedan juzgar a la hora de cantar”, explica. Cuando canta, siente que “las manos me tiemblan como panderetas y el corazón me va taquicardico”. Además el joven admitió que cuando ve el programa en su casa es muy crítico con los concursantes.”Tengo miedo a la gente qué es como yo. Es una paradoja pero es así”, confiesa.

Su paso por La Voz será su primera vez “en la palestra, en un escenario muy grande y que impone mucho, pero piensa estar a la altura. “Es una oportunidad muy grande como para dejar que los nervios me afecte tengo que arreglar arriesgarme y a ver hasta dónde puedo llegar. Tengo que vencer este miedo este miedo”, afirma decidido.

Y David consiguió dar sus primeros pasos para ello. Su tema When we were we were young no convenció para que ningún coach pulsase el ansiado botón, pero el concursante se estrenó por primera vez frente a un público. Aunque no consiguió ser seleccionado, el talent se enfrentó cara a cara a su peor miedo.

Cuándo termino su actuacion, el barcelonés todavía estaba muy nervioso y decepcionado por no haber conseguido ser seleccionado, y los cuatro coaches trataron de animarle y consolarle para que no abandonará su sueño.

Luis Fonsi incluso le dio algunos consejos. “Me encanta tu color de voz; barítono fuerza, una voz redonda… pero siento que me quedé esperando un momento que nunca llegó, qué sintieras mucho más la letra de la canción”,

Pablo López estuvo de acuerdo con su compañero. “ Tieses ese tipo de voz que da rabia porque me gustaría escucharte como si chillarías, le explicó.

Y es que como luego bien comentó el jurado, David aún es muy joven y la falta de experiencia le hace más difícil poder transmitir acciones unas emociones que quizás por su corta edad aún no ha sufrido.

Por su parte, el concursante también manifestó estar de acuerdo con la decisión de los jueces. “He entendido perfectamente lo que han dicho los coaches. Realmente no estado a la altura, me faltaba sangre y sentimiento. Ahora voy a seguir intentándolo y demostrar lo que hoy no he hecho”, declaró. ¡Mucha suerte, David!

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: