Sam Darris interpreta You’ll will be in my heart en las audiciones a ciegas de La Voz

Sam Darris tiene 42 años y viene de Barcelona. Se define así mismo como un niño pequeño emocionado que aunque ya ha cumplido los 17 se sigue sintiendo como un niño. Se siente en la mejor forma de su vida y afirma que tiene más éxito ahora que cuando tenía 15 años. “Soy una persona que confía en sí misma y tengo una actitud natural de liderazgo. hay gente que se toma la seguridad que tengo en mi mismo cómo arrogancia se lo toma mal o quizá sea envidia pero es algo con lo que aprendido a vivir no me importa”, explica el concursante.

Lleva toda su vida sobre escenarios y en estudios e incluso tiene un canal de Youtube al que sube sus actuaciones. Está deseando demostrarlo en el escenario de La Voz. “Después de casi 30 años de estudiar de trabajar de querer la música todo se reduce a un minuto y medio que viene a continuación soy ambicioso no tengo miedo a nada he venido a por todas

Para ello, el tema escogido por el catalán fue You’ll be in my heart, de Philp Collins. Sin embargo su canción no logró convencer a ninguno de los cuates y ninguno pulso el botón.

Cuando terminó Paulina Rubio fue la encargada de darle ánimos. “Yo creo que tú tienes mucha madera en la música como cantante tienes una voz con un registro grave que creo que puedes contar lo que tú quieras esa no ha sido una buena elección el día de hoy esta canción entonces te invito para que no sea un no definitivo sino un hasta pronto”, le pidió la mexicana. El resto del jurado también le deseó que no se rindiese.

Ahora mismo no estoy de muy buen humor, la verdad, porque tenía esperanzas. Yo mañana tengo bolo, pasado también… yo seguiré tocando, simplemente es que no estaré no estaré en el programa”, confesó Sam,

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: