Vanessa Black interpreta Set fire to the rain en las audiciones a ciegas de La Voz

Vanessa Black tiene 39 años y es de Madrid. Actualmente trabaja haciendo un tributo de la cantante Adele por hoteles de Mallorca. “Siempre me ha rondado la idea de ir a La Voz, me daba mucha envidia cuando lo veía en la tele. Ahora estoy aquí, sé que es el momento”, promete la concursante.

La madrileña se siente identificada con el programa La Voz, ya que respeta más la voz y se fijan en menos en otras cosas como el físico. La talent ha sufrido discriminación por su físico en algunos trabajos. “Si te rechazan porque te han visto cantar y no les gustas, o no lo haces bien, de acuerdo. Pero antes de subirte al escenario, solo por tu físico, pues eso duele a cualquiera”, explica.

En su audición a ciegas como no podía ser de otra manera, escogió un tema de Adele, Set fire to the rain. Los coaches dudaron mucho durante su actuación pero finalmente no se giró ninguno.

Antonio Orozco justificó su decisión, diciendo que la canción es una de las más complicadas que que habían escuchado estos días en el programa. “Era una apuesta muy arriesgada por tu parte. La canción es muy poderosa y ha costado un poco controlarlo, porque el momento, la presión y el detalle nos obliga mucho a controlarlo todo y los pequeños descontroles salen caros”, explicó.

El resto del jurado la ánimo a no rendirse y a seguir intentándolo Pablo López incluso logro emocionar la al pedirla que la próxima vez se trajese a sí misma.

Ya reunida con los suyos, Vanessa no podía evitar su decepción. “Siento que he decepcionado a mi familia, me hubiera gustado aunque sea pasar la pasar las audiciones a ciegas pero ha sido así. No pasa nada seguiré haciendo mi vida y haciéndome temporada en Mallorca”.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: